tronzadoras para aluminio en placas
Recomendar Compartir

Tronzadora de aluminio

Dentro de la maquinaria empleada en la industria del metal encontramos una importante herramienta denominada tronzadora, la cual se emplea para el corte de todo tipo de materiales, entre ellos los metales, y más específicamente le contaremos las características de la tronzadora de aluminio. La tronzadora o ingletadora se emplea en la realización de cortes a metales en un ángulo determinado, en dirección derecha o izquierda, por medio de un disco giratorio que corta la superficie de aluminio que se desee.

Para realizar los cortes necesarios en el metal con esta maquina el usuario sólo requiere depositar la pieza sobre una superficie recta, contra la guía que hace de tope posterior, seleccionando el ángulo para cortar para luego aproximar el disco a la pieza. Existen diversos tipos de modelos de las tronzadoras cada una para un uso particular, lo cual detallaremos a continuación además de describir las tareas que nos facilita el uso de una tronzadora de aluminio.

 
         

Ámbitos donde se emplea el uso de las tronzadoras

Las tronzadoras de aluminio son máquinas especialmente diseñadas para el corte de metales en todo tipo de ámbitos, ya sea en la industria de la construcción para la realización de edificios, en el desarrollo de tuberías para todo tipo de aplicaciones, para la conducción de fluidos como gas o agua, o en las fabricas de metal o metalúrgicas, donde se requiere del diseño de piezas de este y otros metales. La tronzadora de aluminio también se puede emplear en el corte de metales para realizar piezas como muebles, electrodomésticos y otros tipos de objetos para su uso en el hogar o en otros ámbitos. En estos casos, las tronzadoras son empleadas en el taller o fábrica donde se lleva a cabo la confección de estos productos. Existen modelos diversos de tronzadoras cada una de ellas especialmente diseñada según el tipo de uso que se le deba brindar, como por ejemplo las tronzadoras manuales que se emplean en los talleres o pequeñas fabricaciones, así como por otro lado las tronzadoras automáticas de dos cabezales para un uso más industrial, ya que permiten el corte y confección de piezas más grandes y en mayor cantidad.

Consideraciones generales respecto de la tronzadora

Una tronzadora de aluminio es una maquina empleada para el corte de materiales en el ámbito de la construcción, tales como el aluminio y otros metales, por medio de un disco de corte, también conocido como hoja de sierra circular. La máquina puede ser de uso manual, siendo este modelo pequeño y de corto alcance, o de uso semiautomático y automático, de más de un solo cabezal par el corte de más piezas. También encontramos modelos más complejos, como las tronzadoras automáticas controladas por medio de un ordenador, o las de auto alimentación, entre otros. El motor de las tronzadoras de aluminio puede estar accionado por medio de una alimentación eléctrica, o por medio de combustión. Todos los modelos de tronzadoras de aluminio contienen al momento de su compra y adquisición el manual correspondiente con las instrucciones para su correcto empleo, lo cual recomendamos ser leído y respectado para mayor seguridad. Además de ello, se pueden encontrar otras medidas de seguridad más generales para el uso de cualquiera de los modelos de tronzadora de aluminio, los cuales detallaremos a continuación.

 

 

Medidas de seguridad para el empleo de las tronzadoras

Para tener en cuenta algunas medidas de seguridad de carácter general, por lo tanto no aplicables a modelos concretos, pasaremos a las recomendaciones en el uso de esta maquinaria de manera de informar al usuario y prevenir posibles accidentes o riesgos. En primer lugar, las tronzadoras de aluminio son maquinaria que debe ser empleada únicamente por personal autorizado y competente, que se encuentre debidamente formado para su uso. Aun así, se recomienda que el operario se familiarice con la máquina antes de comenzar a utilizarla para mayor seguridad, probando su uso en piezas no utilizables. La tronzadora seguramente posea carteles de seguridad y advertencias en su manual, en la caja o en su cuerpo, a los cuales se debe prestar especial atención.

Para comenzar a trabajar, la tronzadora debe encontrarse en un espacio pertinente para ello, alejada de sustancias inflamables, de materiales combustibles, cables eléctricos y cualquier otro objeto que pueda generar accidentes, y dentro de lo posible el espacio debe estar bien ventilado para evitar intoxicaciones y otros riesgos para el usuario. Por otro lado, el operario o la operaria deben poseer la protección y la indumentaria adecuadas para su trabajo, como es el uso de anteojos, guantes, botas gruesas y ropa resistente a los golpes y posibles cortes. En caso de estar realizando el trabajo en un área industrial o fabril, de ser necesario también debe emplear casco, ojeras para amortiguar los sonidos fuertes y protección para las vías respiratorias. Estas son las consideraciones generales a tener en cuenta para el seguro empleo de estas máquinas, y le recordamos no olvidar leer el manual correspondiente.