buzones de forja para el correro
Recomendar Compartir

Buzones de forja

¿Cuantos adornos y decorados podemos agregarle a nuestro hogar? ¿Qué muchos otros diseños nos brindan la cualidad de sentirnos reconfortados en nuestra humilde morada? Talvez miles de productos, pero hay solo uno que es especial y único, que se establece en la entrada de tu casa y que se expone con tanto ahínco diciendo "Esta es mi casa". Pues estamos hablando de los mismos Buzones forjados, o lo que es lo mismo, buzones de Forja, presentes en la entrada de cualquier hogar, los que hacen alarde del nombre de la familia, o sencillamente, los que disponen un sitio adecuado para sus cartas y paquetes.

Los buzones de forja se nos presentan como modelos únicos en cuanto a su composición y estructura, que a la vez, nos brindan distintas cualidades practicas a la hora de su uso, ya sea por su composición, la cual resulta verdaderamente resistente y de larga vida útil, o simplemente por su anatomía y el diseño que le demos, que puede facilitar una pintoresca estética ideal para presentar al publico que contemple el producto.

 
         

Tipos y diseños de los buzones de forja

En el presente articulo daremos a conocer este tipo de producto tan particular y practico, que nos facilitan no solo la tarea de recibir un mensaje, una carta y hasta un paquete, sino también, de presentar nuestro hogar, de una forma mas particular, dentro de lo que se percibe como "buen estilo" y una estética de calidad.

Los diseños pueden ser muy variados. Desde ya la diferenciación básica está dada en el material que compone el producto, la materia prima con que se fabrica, es decir, los diferentes metales que servirán para forjar el buzón. Por ejemplo, el aluminio es un metal ligero, y mucho menos resistente que el hierro o acero, pero es practico, fácil de utilizar y realmente económico. Por otra parte el hierro ofrece mayor resistencia y promete una larga durabilidad, además, posee diseños muy particulares que se pueden alcanzar con el moldeado de este tipo de metal.

Al igual que el anterior, el bronce, la plata y el oro, tienen una mayor resistencia, pero estos resultan mucho mas caros que otros metales, no obstante, el mismo material ofrece una impresión única cuando se contempla el producto acabado. Por otra parte, la aleación que da como consecuencia el Acero, otorga una resistencia única, que otros metales no pueden conseguir, aunque su peso es considerablemente mayor. Si bien estos metales no resultan ser el único componente de un buzón forjado, es decir, se pueden realizar bases de hierro sencillas y luego arreglos de otra índole, es imprescindible mencionarlos, ya que podría darse el caso de que se quiera combinar, por ejemplo, un buzón de hierro, con una estructura creativa que tenga terminaciones o imágenes, palabras, nombres, etc. hechas a base de otro metal, como por ejemplo plata.

El decorado también es del más variado, solo cuesta un poco de creatividad del diseñador, o bien un poco de búsqueda del que quiera acceder a tan práctico producto. Pueden diseñarse en forja distintos modelos que proporcionan la satisfacción del comprador ansioso por un buzón de forja, así tenemos por ejemplo, buzones que representan una estructura análoga al hogar, otros que detallada y minuciosamente presentan el nombre de la familia junto a la numeración de la casa, figuras divertidas, diseños extravagantes, en fin, de los mas variados.

 

 

Proceso de Forjado de los Buzones

El forjado de buzones se lleva acabo dentro de lo que serian fábricas, metalúrgicas, siderurgias o en relación a estos. La materia prima que se utiliza para la producción es metal, y existe una amplia gama de tipos de este, desde ya, conocemos Bronce, Plata, Oro, Hierro, Acero, Aluminio, cobre, etc. Los métodos que se llevan a cabo para forjar un buzón pueden ser variados. Se puede elaborar por medio de Fundición, en el cual el metal en bruto es derretido y volcado en un molde en el cual se elaborara. Puede llevarse acabo por un proceso conocido como Extrusión, donde el metal en bruto se somete a un calor mayor a los 500 grados centígrados y se le ejerce una presión con el fin de que el metal blando tienda a salir por una estructura que lo ira moldeando.

Puede darse también por medio de la Forja Artesanal, la cual se refiere al trabajo tradicional de la forja, con metal y martillo, en el cual se trabaja artísticamente sin maquinarias industriales. Este ultimo paso puede ser la base del forjado, dependiendo de que proceso sea el indicado, sin embargo, suele usarse siempre para realizar los acabados y terminaciones mas detalladas de cada tipo de buzón de forja. La coloración del buzón se puede llevar acabo por medio de pintura sencilla, luego de que el producto este terminado, por medio de un proceso denominado Adonizado o bien, con pintura electroestática. La elección de los colores es relativa al fabricante o al comprador del producto, ya que los colores que se pueden utilizar son indiferentes, en la mayoría de los casos, del material que se utiliza.