hierro
Recomendar Compartir

Hierro

Dentro del mundo de la herrería, existen varios metales que nos permiten obtener diversos productos, entre ellos podemos nombrar al acero, al aluminio y al hierro; es quizás este último, uno de los más demandados del mercado.

El hierro cuenta con infinidad de propiedades es por ello que puede aplicarse en muebles de jardín, como en piezas de autos o en la ingeniería mecánica. Pero para poder seguir disfrutando de las cualidades de este material, es necesario que nos adentremos en él mucho más, que repasemos sus características, usos, ventajas e incluso sus inconvenientes.

 
         

¿Qué es y cómo es?

Al hierro se lo conoce también con el nombre de "fierro" y es un metal muy abundante en la corteza terrestre; representa un 5% de los metales; el aluminio es el único que lo supera en abundancia. Un dato a tener en cuenta es que el núcleo de la Tierra posee gran proporciones de hierro y níquel y es así, como se genera un gran campo magnético; históricamente, el hierro ha jugado un papel muy importante, tal fue su relevancia, que un período de la historia fue denominado "La edad de Hierro". En cuanto a sus características, decimos que el hierro es maleable y sus colores son el gris y plateado; brinda muchas propiedades magnéticas y es un metal muy duro como pesado. En la naturaleza lo podemos ver formado por varios minerales, entre los cuales se distinguen óxidos, es casi imposible obtenerlo de forma bruta; para poder hacerlo los óxidos deben reducirse a carbono y luego someterlo a un proceso de refinamiento para poder deshacernos de sus impurezas.

Un poco de historia

Se dice que los indicios del hierro en sus comienzos van cuatro milenios antes de Cristo y que fue un material descubierto por los egipcios y sumerios. Se cree que el uso de este metal era de índole ceremonial ya que era muy costoso, mucho más que el oro inclusive; los historiadores no descartan la posibilidad de que se obtuviera del cobre, como un subproducto. Recién en 1600 a.C su uso empieza a incrementarse en la zona de Medio oriente, pero con el bronce como máximo exponente, al menos todavía; es en el siglo X a.C que se produce un gran cambio en dicha zona donde las armas de bronce empiezan a ser fabricadas con hierro. Dentro de este período de transición del bronce al hierro, se descubre el proceso de carburización, el cual hace referencia a la inclusión del carbono en el hierro; de esta forma se obtiene el hierro forjado. Algunos países como China, obtenían las primeras piezas de hierro de los meteoritos que caían; este metal tiene una historia muy rica e interesante pero recorrerla entera nos llevaría mucho tiempo. Lo importante a tener en cuenta es que es el metal más abundante de la corteza terrestre junto con el aluminio y el principal componente del núcleo de la Tierra con un 70%.

Usos

Como ya habíamos adelantado, al hierro se lo puede encontrar en varios productos como en la industria, es, sin lugar a dudas, el metal duro más empleado en la actualidad. Es importante remarcar que el hierro puro no cuenta con demasiadas aplicaciones, salvo que se lo quiera utilizar por su potencial magnético. Hoy en día, el hierro es fundamental para la producción de artículos siderúrgicos; se lo emplea para contener otros elementos de tipo aleantes. Se considera al hierro acero cuando su aleación contiene menos de un 2,1% de carbono, si ese porcentaje supera dicho número, entonces se lo denomina "fundición". Muchos se preguntarán por el precio, la verdad es que el hierro es muy accesible y si a esto le sumamos su gran tenacidad en la fabricación de autos, barcos y estructuras de edificios, lo convierte en un metal muy popular.

 

 

Tipos de fundiciones

Las fundiciones existentes son muy variadas, y suelen lograrse cuando el contenido de carbono supera el 2,43% en peso; dicho carbono puede observarse de forma libre o en estado disuelto; las siguientes fundiciones, son muy duras, pero frágiles: gris, blanca, maleable americana, vermicular, dúctil, atruchada y maleable europea. Cada una de ellas se emplea en diversas aplicaciones, desde la fabricación de válvulas y engranajes, hasta en la de motores. Estos datos son muy útiles a la hora de realizar una compra de un elemento relacionado a la siderurgia; saber qué tipo de aleación hace a un motor o a un auto, saber si ésta es frágil o resistente, etc.

El hierro ha brindado a través de la historia, un sinfín de utilidades y beneficios, hoy en día sigue evolucionando para mejor, para poder otorgar incluso, muchos más usos en diferentes campos. El hierro es garantía de calidad, no nos genera un gran gasto y sabemos que estamos haciendo uso y eligiendo un material noble.