modelos parrillas
Recomendar Compartir

Modelos de parrillas

Uno de los complementos que no puede faltar en ningún hogar son las parrillas, y es que en ellas cocinamos las comidas más ricas; carnes, vegetales, hasta muchas frutas se preparan a la parrilla.

¿Pero cómo saber cuál parrilla es la más conveniente a la hora de comprar una?, para poder elegir la correcta debemos asesorarnos con expertos sobre los diferentes modelos de parrillas que el mercado ofrece en la actualidad; las hay a gas, a carbón, a leña, portátiles, de obra, fijas, medianas, grandes y pequeñas. Podemos encontrar una parrilla para cada necesidad; pero primero debemos saber para qué la queremos, si la usaremos habitualmente o una vez cada tanto, para cuántos comensales estará destinada y demás particularidades que nos ayudarán a elegir el modelo correcto.

 
         

De todo tipo

Como lo dijimos anteriormente podemos encontrar todo tipo de parrillas, el tema aquí es elegir la correcta. Para poder tener una buena comida al aire libre, no hace falta disponer de mucho dinero o acudir a un restaurante costoso, solo basta con prender el fuego de tardecita, dejar que prenda bien y echar la carne de a poco para que vaya cocinándose de la mejor manera. Solo necesitamos de un elemento: la parrilla; las hay de todo tipo y de todos los tamaños, son un accesorio casi esencial para cualquier vivienda y para aquellos que gusten de una comida de calidad. Dentro de los modelos de parrillas más comercializados encontramos a las premoldeadas, éstas son, sin lugar a dudas, las tradicionales y, por lo tanto las que más elige el consumidor. Su ventaja más significativa radica en que está hecha de material de obra pero no se necesita de ella para poder instalarla o fijarla; este modelo de parrilla viene en módulos y se arman en seco en cualquier sitio de la casa. Lo único que necesitaremos será un espacio mínimo de 0,70 metros por 1,40 metros y una pared donde pueda apoyarse, en lo posible de buen grosor. Es muy probable que veamos a este tipo de parrillas apoyadas en medianeras y sobre un piso duro, nunca sobre el césped; algo que debemos considerar tanto para esta parrilla como para otras es el tiraje, éste debe ser excelente para que el humo se vaya lo más lejos posible y de forma rápida. Si el tiraje fuese ineficiente, entonces la solución que nos queda es continuarlo con un caño galvanizado hasta donde se pueda extraer el humo.

No podemos hablar de los modelos de parrillas si no hacemos referencia a los emparrillados, es que sin ellos nada se podría hacer; para los que no saben bien a qué nos estamos refiriendo, decimos que un emparrillado es el sitio donde se apoya la carne. Siempre es conveniente que sean triangulares y de hierro; todo emparrillado cuenta con un sistema para subir y bajar el cual debe ser altamente resistente, en especial en cuanto a los herrajes. Las parrillas premoldeadas puede costar entre USD$800 y USD$1000, esto dependerá del tamaño y de los accesorios que posea. Los modelos más precarios cuentan con un vacío debajo de la parrilla, en el cual solemos guardar cosas, pero también se pueden colocar algunos módulos organizadores. Lo que debemos saber es que este tipo de producto no dura menos de 25 años, por lo cual se convierte en una excelente elección.

 

 

Las móviles

En la clasificación de modelos de parrillas decimos que tenemos las fijas y las móviles; de las primeras ya hemos hablado, nos toca referirnos a las segundas. Pueden ser a carbón o a gas; el único inconveniente que podemos tener con este tipo de artículo es el sabor: mientras en una parrilla tradicional el sabor de la carne es ahumado, en las de gas, éste cambia totalmente. Podemos enumerar un sinfín de ventajas que estos modelos ofrecen: ante todo son más cómodos, porque no necesitan de grandes espacios, ni de obra para ser colocados; las más chicas ocupan no más de 30 cm de ancho y las más grandes, 1,20 metros. Están elaboradas en metal lo que las hace muy livianas, puede situarse en balcones, patios y como poseen rueditas las podemos guardar dentro de casa para evitar que se oxiden estando a la intemperie.

Las tradicionales tienen un valor de USD$200 y las más caras de USD$400. Las parrillas móviles al estilo americano, incluyen una tapa para poder cocer el asado más rápido, pero son un poco más caras. Estos modelos de parrilla son los más prácticos por todas las ventajas que brindan, no debemos preocuparnos por el ritual de encender el fuego, no liberan humo y son muy fáciles de limpiar. Se las puede conectar a una garrafa o a la red del gas de la casa. Si deseamos una parrilla transportable y para contadas ocasiones, éste es el mejor modelo.