rejas
Recomendar Compartir

Rejas

Hoy en día, las rejas como modo de protección o simple cerramiento es un elemento muy común de ver en todos los ámbitos en donde nos movemos. Además, la comercialización es un aspecto esencial para que estos objetivos se concreten, cuyos diferentes tipos de modelos en cuanto a materiales, acabados, altura y demás variedad en precio y calidad, lo que siempre debes tener en cuenta a la hora de comprar.

En general, las rejas más utilizadas son aquellas que están hechas en metal como material principal, el cual es ideal tanto para delimitar el espacio de la vivienda y también la zona perimetral que comprende a la misma.

 
         

Tipos de rejas

En lo que respecta a estos elementos para cercar el sector de su hogar, se puede decir que es una de las alternativas más sugeridas y accesibles que aportan una elegancia y destaque a la misma, aunque a veces no es recomendable adquirir este tipo de cerramiento, sino optar por otro que estructuralmente no permita la visibilidad de la vivienda por completo desde afuera hacia adentro de las personas que transiten por los alrededores de la zona y por ende no contarías con una privacidad elocuente. También, si cercáramos el jardín sería imposible para los animales si se les ocurriese pisar o hacer sus necesidades en ese lugar. Otro de los usos más frecuentes que tienen las rejas, son para vallado de piscinas, asimismo, ésta también es otra manera de aportar cierta protección de carácter funcional para la familia que habite la vivienda, ya que con el uso de las rejas se pueden evitar varios situaciones o accidentes domésticos especialmente cuando se trata de niños pequeños, que pueden estar correteando muy cerca de la piscina y caer a la misma en cuestión de segundos. Entonces, si cuestas con la idea de colocar rejas alrededor de la piscina en tu casa, podrás adquirir una distinción agradable además de la seguridad que es el principal objetivo de su instalación en la mayoría de los casos.

De todas maneras, es aconsejable que a la hora de decidir realizar la compra de algún estilo de rejas para el espacio que sea, es esencial que en primer término tengas en cuenta lo que respecta al material del que estará fabricado este cerco perimetral. Por supuesto, que debes tener en cuenta a este tipo de enrejados como un complemento que se colocan siempre en el exterior del sitio, por lo que tendría que ser o estar compuesto de un buen material resistente y de calidad que permita protegerse al mismo de cualquier agresión climática. Precisamente, hay que mencionar al acero y el hierro como dos de los materiales más resistentes y aptos para esta función de cercado mediante estructura enrejada a fin de ubicar en el sector que uno prefiera o necesite resguardar cierto espacio físico.

Instalación y mantenimiento

Aunque también se trate de materiales que poseen un costo bastante alto en el mercado, valen la pena utilizarlos principalmente debido a su resistencia y durabilidad al paso del tiempo. Y a la hora de realizarles un mantenimiento adecuado, se recomienda adquirir una pintura especial para restaurar y además combinar los colores con el estilo propio de la casa, aunque es conveniente tener en cuenta que si hablamos del acero o el hierro, no es necesaria la mantención de los mismos por un largo plazo después de haberse instalado, pero si es que ya estuviesen pintados, lo más aconsejable es restaurar el enrejado pintándolo al menos una vez al año, ya que al estar las rejas expuestas al exterior es lógico que puedan resquebrajarse a causa del viento o de otros factores climáticos. A veces, es preferible un líquido tipo esmalte protector a diferencia de la pintura en colores tradicionales que quizás son más vistosas pero que ofrecen menor resistencia que el anterior.

 

 

Cuide sus rejas

Es importante de todas formas en cuanto a la instalación de cualquier modelo de rejas, que al momento de la instalación los expertos también recomiendan como primer paso aplicar una mano un antióxido para prevenir la corrosión del material. De este modo, es posible resguardar a esta herramienta de protección perimetral por más años de los que suponíamos en un principio, y por consiguiente, lo que restaría colocar sería el color a la reja que sea de su agrado o que combine de algún modo con el color que compone la fachada de la vivienda para mayor distinción.

Igualmente, como todo método de delimitación de espacio como lo son las rejas, es común que en el mercado actual se puedan encontrar mucha variedad en modelos de rejas para distintos fines, incluso con diferentes acabados y diseños de las mismas, aunque la tarea más ardua será la de escoger entre tantos modelos de igual agradable estética. Entre la variedad de cercos enrejados están los que se confeccionan con barrotes más finos, otros ya son más gruesos, otros más planos, con separaciones de dos o más centímetros, de forma tubular, con barrotes tanto horizontales como verticales, etcétera. Lo importante, es que estés muy atento al informarte sobre las prestaciones de uno y otro modelo de acuerdo al fin para que se necesite estas rejas a función del espacio.