herreria moderna
Recomendar Compartir

Herrería moderna

La herrería es un oficio muy viejo, y aunque es cierto que muchas de sus tradiciones se siguen manteniendo en el tiempo, algunos de sus aspectos han cambiado, para bien, claro está. Cuando hablamos de herrería seguramente se nos vienen a la cabeza objetos antiguos, forjados en hierro y con terminaciones coloniales o clásicas; pero ésta es solo una de las tantas opciones que nos ofrece dicha labor.

La herrería moderna trae nuevos diseños en donde se combinan estilos, texturas, formas y materiales muy antagónicos, dando vida a productos únicos y difíciles de imitar. Como ocurre con todos los artículos en la actualidad, cambian, y el rubro de herrería no se ah quedado al margen, ha evolucionado con el correr de los años para poder adaptarse a las nuevas tendencias.

 
         

Los artículos

Dentro de la herrería moderna podemos distinguir un producto que sobresale del resto, y nos referimos a las puertas, éstas suelen ser la carta de presentación de toda estancia y brindan un toque de distinción a la morada. En los últimos años, la herrería moderna se ha acercado a ellas con el objetivo de mejorar su aspecto, pero al mismo tiempo, la función de los materiales de cualquier puerta es no solo brindar una estética única, sino también seguridad. La herrería moderna aplicada a la fabricación de puertas otorga innumerables ventajas, una de ellas, y la más significativa radica en el precio, el hierro es uno de los materiales más comunes y fáciles de conseguir, lo que lo torna una materia prima accesible. Su precio tan bajo está dado por su abundancia. Además es un material muy fácil de manipular y moldear siempre que se lo exponga a las temperaturas adecuadas; hoy en día podemos encontrar puertas y rejas de herrería moderna con infinidad de motivos, en ocasiones pedidos específicamente por el dueño.

La herrería moderna propone "arte", esto quiere decir, que el herrero juega a lograr motivos que llamen la atención y que sean estéticamente aceptables y agradables a la vista; pero si al principio de herrería le agregamos la palabra "moderna", estamos yendo un poco más allá, porque lo que se está tratando de hacer es poder convertir algo rústico, clásico y antiguo en un elemento vanguardista, de tendencia y actual. Esto parece imposible ya que son dos principios opuestos, pero la herrería moderna afirma que tanto las rejas, las puertas, las ventajas y las estructuras metálicas pueden adaptarse al tiempo en que vivimos. Al mismo tiempo debemos recordar que, en algunas culturas, lo que resulta antiguo, puede ser moderno en otras e incluso, de tendencia.

Características de la herrería moderna

La nueva herrería, la que corre en los tiempos actuales, suele diferenciarse de la antigua por algunos factores, ante todo cuenta con diseños que "rompen el molde", con esto queremos decir, que son modelos de productos que no encajan en las típicas decoraciones antiguas, sino que están destinados a viviendas modernas. Una de las tendencias de la herrería moderna es el diseño minimalista, rejas elaboradas de forma sencilla, plana y lineal, la cual puede combinarse con otros materiales como la madera y así formar un hermoso portón de entrada. Combinar materiales de diferentes naturalezas como de la misma pero con características diversas, es un aspecto fundamental de la herrería moderna: madera con hierro, aluminio con acero, o hierro con acero; las combinaciones son infinitas, solo se debe tener buen gusto para poder ejercerlas y que resulten estéticas.

Pero como existen detalles que diferencian a la herrería moderna de la antigua o tradicional, también podemos decir que hay puntos de encuentro entre ambas, uno de ellos es la fortaleza y resistencia del material. El hierro o el acero son materiales que se emplean en ambos tipos de herrería y tienen como característica fundamental ser casi indeformables, es por ello que brindan tanta seguridad a nuestro hogar cuando hacemos puertas o rejas de dichos materiales. La herrería moderna es atemporal, esto significa que podemos optar por cualquier estilo, el que más nos convenga: español, italiano, contemporáneo, incluso el rústico sigue siendo moderno si sabemos cómo adaptarlo a la vivienda.

 

 

Cuidados indicados

Los objetos de herrería moderna deben contar con un cuidado especial para que no se oxiden y obtengan una prolongada vida útil, las puertas, por ejemplo deben ser tratadas con imprimación de óxido al menos cada tres años.

Debemos saber que es muy común que el hierro se oxide con el correr del tiempo, y este proceso se acelera si la puerta u objeto se encuentra la mayor parte del tiempo al aire libre. Debemos cuidar todos nuestros objetos, ya que reemplazar una pieza de herrería moderna podría costarnos una fortuna, la mano de obra del herrero, en ocasiones, no puede ser valuada, no tiene precio, su trabajo artesanal contiene un valor agregado difícil de tasar.